Para ser donante de sangre debes tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kg y presentar un buen estado de salud

 

La donación de sangre es un acto solidario y anónimo que logra salvar la vida de muchas personas. Cada día hay miles de pacientes en todo el mundo que necesitan una transfusión de sangre debido a diferentes situaciones. Las personas que padecen cáncer, tanto adultos como menores, son quienes más reciben este tipo de donaciones. También se necesita transfundir sangre en accidentes de tráfico, partos u operaciones quirúrgicas. Por ello es imprescindible que cada día haya donantes en los diferentes puntos en los que se realizan las extracciones.

 

 

En el Centro de Transfusión de Alicante hace cinco años que logran ser autosuficientes. Esto quiere decir que siempre pueden cubrir las necesidades de los hospitales a los que distribuyen la sangre. Aunque tienen calculado que al año necesitan 60.000 donaciones, prefieren hacer los cálculos teniendo como objetivo lograr 250 donantes diarios. Paca Ferrer es la responsable de promoción, un área en la que cada día se comprueba la cantidad de sangre que tienen de cada uno de los cuatro grupos. Cuenta que controlan lo que entra y lo que sale y hacen llamamientos específicos cuando creen que a corto plazo pueden agotarse las existencias de alguno de los tipos de sangre. “Lo importante es que cuando un paciente necesita sangre esté ya en el banco para transfundirla. Por eso es importante que la gente acuda a donar siempre, no solo cuando hay una emergencia”, señala Mabel Ortiz de Salazar, jefa de servicio del Centro de Transfusión de Alicante.

 


 

"El 0- es el único que puede donar a todos

los demás, es el donante universal"


 

El donante tiene que cumplir una serie de requisitos. Debe pesar más de 50 kg, tener entre 18 y 65 años y estar en un buen estado de salud. En cuanto al paciente, puede recibir solo la sangre que sea de su mismo grupo sanguíneo o que sea compatible. “El grupo sanguíneo son unas características que tienen los glóbulos rojos de la sangre”, apunta Mabel Ortiz de Salazar, que comenta que “hay cuatro grandes grupos: 0, A, B y AB y cada uno puede ser positivo o negativo”. Para explicar qué son los grupos compatibles pone como ejemplo el que se considera “el oro de la donación de sangre”, el 0 -. “El 0 - es el único que puede donarle a todos los demás grupos, es el donante universal”.

Tengas el grupo sanguíneo que tengas, tu sangre siempre es necesaria. El Centro de Transfusión de Alicante trabaja para que nunca les falten donantes y apuestan por lanzar campañas en el ámbito educativo para que las niñas y niños crezcan siendo conscientes de que es muy importante que el día de mañana sean donantes de sangre.

 

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe gratis en tu correo la revista del mes y las últimas novedades.

La información aportada es para uso exclusivo de la Revista La Galería. Pasará por la plataforma MailChimp, pero en ningún caso será de uso público. Tus datos irán a un archivo privado y solo se utilizarán para el envío de la información que nos solicites. Recuerda que si eres menor de 14 años no puedes enviarnos ningún dato sin consentimiento, tiene que ser tu adulto/a responsable quien se encargue de ello.

Deja un comentario

Menú de cierre