Las cifras de acoso escolar aumentaron en 2018 llegando a las 1.200 víctimas de entre 6 y 17 años en todo el territorio español 

 

El acoso escolar es el maltrato que ejerce un grupo sobre un compañero o compañera de forma continuada. El bullying ha evolucionado en los últimos años. Se sigue produciendo en las escuelas pero ahora, además, Internet y las redes sociales son el escenario más común de este tipo de agresiones. Según las personas expertas, el principal problema del ciberbullying es que se produce sin descanso, durante todo el año, las 24 horas del día.

Tanto desde las asociaciones que trabajan para eliminar el acoso de las aulas como los profesionales coinciden en que el bullying tiene siempre dos características comunes. Por una parte, según señala la psicóloga Fuensanta Cerezo, “hay un desbalance de poder, el agresor se cree superior a la víctima”. Por otra parte, “se trata de un maltrato que se mantiene en el tiempo”, apunta la psiquiatra Mayte Lázaro. Es precisamente esto, la repetición constante del acoso a una misma persona, lo que marca la diferencia entre un conflicto y el bullying. “Hay que tener presente que la sobre alarma puede llevar a confusión”, dice la psicóloga Cristina Sarabia, que asegura que “tener un conflicto en la convivencia le puede pasar a cualquiera, el acoso se da cuando se repite continuamente”. En este sentido María Teresa Canet, presidenta de la Asociación Valenciana Contra el Bullying, cree que es importante remarcar que “ni siquiera una pelea, por muy fuerte que sea, es acoso si no se reincide en el tiempo”.

 

 

Aunque, según encuestas realizadas por profesionales, la mayoría de menores se sienten seguros en sus colegios e institutos, las cifras de bullying en España siguen subiendo. En 2018 los casos de acoso escolar aumentaron en un 22% respecto al año anterior, llegando a haber más de 1.200 víctimas de entre 6 y 17 años. Unas cifras a las que habría que sumarle el número de niñas, niños y adolescentes que sufren acoso y no lo denuncian.

El bullying no es solo físico, de hecho el acoso psicológico es el más común entre escolares actualmente. Robar cosas, amenazar o insultar son algunas de las agresiones típicas. Según datos proporcionados por la psicóloga Fuensanta Cerezo, que lleva años investigando el tema, en secundaria el acoso se da más en el aula y en primaria en los patios. En cuanto al ciberacoso, puede ocurrir en cualquier lugar y cualquier momento. En estos casos, que se dan sobre todo en adolescentes, lo más habitual es utilizar grupos de Whatsapp para atacar a una persona o las redes sociales para intimidar y ridiculizar. Fuensanta recomienda limitar el uso de Internet y que haya una supervisión familiar porque “se ha demostrado que el consumo excesivo está relacionado con el acoso escolar”. Andalucía, Melilla, las Islas Baleares y Murcia son la comunidades autónomas en las que más casos de acoso, tanto en el centro educativo como en la red, se registraron en 2018.

 


 

"La intolerancia hacia quienes no son iguales está favoreciendo la violencia social"


 

El bullying ocurre porque alguien quiere tener poder sobre otro, al que por algún motivo ve inferior y diferente. “La intolerancia hacia quienes no son iguales que nosotros está favoreciendo la violencia social”, señala Fuensanta. La doctora Cerezo asegura que la gran mayoría de casos de acoso se basan en discriminaciones como el racismo, la homofobia o el machismo. La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales asegura que más de la mitad del alumnado LGTBIQ sufre o ha sufrido acoso y que, además, las cifras van en aumento.

Hacerse respetar sin respetar al de al lado no es una opción. El acoso escolar es un problema que preocupa a familias y a la comunidad educativa. La mayoría de veces es sutil y pasa desapercibido, por eso la única manera de eliminar el bullying es educar en igualdad.

 

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe gratis en tu correo la revista del mes y las últimas novedades.

La información aportada es para uso exclusivo de la Revista La Galería. Pasará por la plataforma MailChimp, pero en ningún caso será de uso público. Tus datos irán a un archivo privado y solo se utilizarán para el envío de la información que nos solicites. Recuerda que si eres menor de 14 años no puedes enviarnos ningún dato sin consentimiento, tiene que ser tu adulto/a responsable quien se encargue de ello.

Deja un comentario

Menú de cierre