Ciudades como Málaga o Huelva se han unido al movimiento 

 

Más artistas, más ciudades, más países, más eventos. Más de todo. El Fair Saturday venía creciendo cada año desde su puesta en marcha y esta vez, en su cuarta edición, lo ha vuelto a hacer. Se celebró el pasado 24 de noviembre, a excepción de Escocia que lo hizo el 1 de diciembre, y todas las personas que forman parte del movimiento dicen que hacen una muy buena valoración.

La ilusión y la energía que tienen las chicas y chicos que organizan Fair Saturday  es la misma desde el principio. Lo que cambia es que tanto artistas como público se van contagiando cada vez más de esas ganas de hacer el proyecto más grande. Eso y que, como si de una persona se tratara, van aprendiendo cosas según cumplen años. “El proyecto te enseña cosas cada vez que consigues algo nuevo”, dice Jordi Albareda, el fundador de la iniciativa, que considera que le ha servido para darse cuenta de que “es importante que existan iniciativas positivas porque dan estímulo a la ciudad para actuar de otra forma”. Nora Franco y Paloma Rodrigo, ambas organizadoras, destacan la “satisfacción personal” que supone formar parte del movimiento.


 

"La cabeza de Jordi funciona

como un volcán"


 

Otro de los aspectos que, quizá, es la clave del éxito es que no se conforman. Desde la primera edición han ido aportando cosas nuevas al movimiento. “La cabeza de Jordi funciona como un volcán y siempre van saliendo ideas nuevas”, dice Nora Franco entre risas. Y Miren de Miguel, la soprano y actriz que ha participado en todas las ediciones, aprecia mucho el trabajo del fundador porque cree que “se lo está currando para que sea mundial”. Desde luego ese es el objetivo a largo plazo, conseguir que Fair Saturday llegue a todos los rincones del mundo.

Las personas que están detrás de Fair Saturday son personas comprometidas con la sociedad y la cultura. Es gente que confía y cree plenamente en lo que hace. Tienen unas ganas enormes de compartir el proyecto cada vez con más gente y transmitir así ese compromiso social y cultural. No se ponen límites, pero algunos no son del todo conscientes de hasta qué punto puede crecer el movimiento. De momento, lo que empezó con 17 coros en Bilbao, está dando la vuelta al mundo.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe gratis en tu correo la revista del mes y las últimas novedades.

La información aportada es para uso exclusivo de la Revista La Galería. Pasará por la plataforma MailChimp, pero en ningún caso será de uso público. Tus datos irán a un archivo privado y solo se utilizarán para el envío de la información que nos solicites. Recuerda que si eres menor de 14 años no puedes enviarnos ningún dato sin consentimiento, tiene que ser tu adulto/a responsable quien se encargue de ello.

Deja un comentario

Menú de cierre