A pesar de ser uno de los deportes que más se practica en España el rugby recibe poca atención

 

Sacar adelante un deporte minoritario no siempre es fácil, entre otras cosas, porque es complicado conseguir niñas y niños que quieran practicarlo desde pequeños. El caso del rugby es curioso porque, a pesar de estar en crecimiento y ser actualmente uno de los deportes a los que más se juega en España, se sigue sin hablar de él lo suficiente. En el club XV Hortaleza van por los colegios de la zona para acercar este deporte a personas de diferentes edades y hacen exhibiciones para tratar de despertarles el interés. Gracias a ellos y al resto de clubes que hacen labores similares en los centros educativos, el barrio madrileño de Hortaleza es a día de hoy conocido como el barrio del rugby.

 

 

En el XV Hortaleza todas las entrenadoras y entrenadores son o han sido también jugadores, esto hace que se les pueda inculcar desde muy pequeños la importancia de tener un compromiso con el equipo. “Ellos nos ven, a las chicas y chicos de los equipos senior, que somos una familia”, dice Paloma Gutierrez, entrenadora, jugadora y coordinadora de la escuela del club. Paloma considera que el hecho de “que te vean a ti aquí, de noche, con el frío que hace les hace darse cuenta de que tienen que estar comprometidos con el equipo” y de esta manera, dice “se hacen personas más responsables”.


"Se potencia mucho la

explosividad y el fondo físico"


 

Además del aprendizaje de una serie de valores, quienes practican rugby destacan el beneficio físico porque es un deporte que ejercita mucho casi todas las partes del cuerpo. Se trabaja todo tanto que muchos de los jugadores y jugadoras más pequeños no saben decir cuál es exactamente la parte que más se fortalece. Elías Delso, uno de los entrenadores del club señala que “se potencia mucho la explosividad y el fondo físico”, y la jugadora de la categoría Sub 14, Ana considera que “lo que más se trabaja son piernas, para seguir avanzando; y hombros, para los placajes”. Por su parte, Paloma Gutierrez, a la que en el club conocen como ‘Guti’, dice que lo más importante de todo es que se les enseña a hacer bien el físico porque “a veces hacen abdominales y tú dices: ‘eso no es una abdominal’”.

Las niñas y niños que van cada tarde al XV Hortaleza, se lo pasan bien. Y eso, como dice la entrenadora del club Helena Lanuza, es lo más importante para quienes deciden hacer alguna actividad después del cole. Por eso los jugadores y jugadoras de las diferentes categorías no dudan en recomendar el rugby a otras personas que se estén planteando empezar en algún deporte.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe gratis en tu correo la revista del mes y las últimas novedades.

La información aportada es para uso exclusivo de la Revista La Galería. Pasará por la plataforma MailChimp, pero en ningún caso será de uso público. Tus datos irán a un archivo privado y solo se utilizarán para el envío de la información que nos solicites. Recuerda que si eres menor de 14 años no puedes enviarnos ningún dato sin consentimiento, tiene que ser tu adulto/a responsable quien se encargue de ello.

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Buenos días, no vemos en su artículo ninguna mención al Club de Rugby Liceo Francés. Llevamos 51 años educando a través del rugby en el barrio de Hortaleza. Por lo que consideramos que el artículo “Hortaleza, El Barrio del Rugby” queda muy incompleto si no se menaciona a nuestro Club. Estaríamos encantados de hablarles de nuestro club como ya han recogido varías publicaciones del Barrio. Un saludo

  2. Hola, Alejandro. El motivo por el que no hemos mencionado otros clubes es que este reportaje habla sobre el rugby específicamente en el Club XV Hortaleza. En concreto este artículo es el primer capítulo del reportaje completo. Gracias por contactar con La Galería. Un saludo.

  3. Yo llevo vivienfo en Hortaleza 47 años, a apenas 200 metros del Liceo y nunca se me acercó nadie para ofrecerme este deporte.

Deja un comentario

Menú de cierre