El proceso de donación no dura más de media hora, tiempo en el que se recogen 465 ml de sangre

 

Cada 14 de junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre para reconocer la labor que hacen los donantes de sangre de todo el mundo durante todo el año. La Organización Mundial de la Salud escogió esta fecha por ser el día que nació el biólogo austríaco que descubrió los grupos sanguíneos, Karl Landsteiner. Son muchos los centros de transfusión que aprovechan este día para organizar campañas específicas de concienciación a la población y captación de donantes.

 

 

El pasado viernes el Centro de Transfusión de la Comunidad Valenciana en Alicante preparó un maratón en el MARQ, el museo arqueológico de la ciudad, al que acudieron a lo largo del día más de 500 personas. Aunque el procedimiento es el mismo que en cualquier otro momento del año, este tipo de eventos tratan de enfocarse con un ambiente festivo para agradecer a los donantes su labor. Algunos aprovechan para donar por primera vez; hay donantes veteranos que utilizan este día para animar también a amigos y familiares; y otros optan por acudir en familia para inculcar a sus hijos e hijas la importancia de donar. Todos y todas llegan con la ilusión de quien sabe que esa pequeña inversión de tiempo, salvará la vida de alguien.

 


 

"Los tatuajes no excluyen pero hay que esperar cuatro meses"


 

Donar sangre no lleva más de media hora, ya sea en campañas especiales o en un día cualquiera. Cuando el donante llega se reúne con el equipo médico, que le hace un reconocimiento y un cuestionario para comprobar que es apto o apta para donar. “Se les pregunta por ejemplo si se han hecho tatuajes. No es algo excluyente, pero hay que esperar cuatro meses para poder donar”, explica la jefa de servicio del Centro de Transfusión de la Comunidad Valenciana en Alicante, Mabel Ortiz de Salazar. Otras cuestiones a comprobar son los viajes realizados, posibles relaciones sexuales de riesgo o medicamentos que se estén tomando en ese momento. Las profesionales de este centro insisten en no autoexcluirse y, ante la duda, acudir siempre y hacer la consulta.

 


 

"Abrir y cerrar la mano sirve para que fluya mejor la sangre"


 

Cuando el equipo médico ha dado el visto bueno, llega el momento de la extracción. En cada donación se recogen 465 ml de sangre y tarda entre 8 y 10 minutos. Características como el grosor de las venas son las que hacen que la duración sea mayor o menor. Algo llamativo es que todos los donantes abren y cierran continuamente la mano, “esto sirve para que fluya más fácilmente la sangre”, apunta Maite Garro, subdirectora del Centro de Transfusión en Alicante. Una vez se ha llenado la bolsa, el donante debe permanecer en la camilla unos minutos para reposar. Para completar la recuperación, se le ofrece algo de comida y de bebida. “Cuando se ha refrigerado ya se puede ir a su casa y hacer una vida totalmente normal”, concluye Maite Garro.

Da igual la edad del donante; si es la primera vez que dona, o lleva años haciéndolo; da igual si se trata de alguien que no repetirá o si volverá en un par de meses, todos y todas expresan satisfacción por la acción solidaria que están llevando a cabo. Donar sangre es imprescindible y para que nunca falte, la única solución es seguir concienciando a la población.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe gratis en tu correo la revista del mes y las últimas novedades.

La información aportada es para uso exclusivo de la Revista La Galería. Pasará por la plataforma MailChimp, pero en ningún caso será de uso público. Tus datos irán a un archivo privado y solo se utilizarán para el envío de la información que nos solicites. Recuerda que si eres menor de 14 años no puedes enviarnos ningún dato sin consentimiento, tiene que ser tu adulto/a responsable quien se encargue de ello.

Deja un comentario

Menú de cierre