Ramón Abellán cree que la música es una herramienta

esencial para el cambio social

 

Ramón Abellán escribe desde los 13 años, pero el gusanillo por la música le vino un poco más tarde, a los 17. Fue entonces cuando, siguiendo los pasos de su hermano mayor, empezó a tocar la guitarra y a componer sus propias canciones. Desde entonces hace conciertos de vez en cuando y está a punto de sacar su primer EP. Le gusta que sus canciones lleguen a la gente y no le importaría cambiar de estilo si en algún momento le apetece.

Las historias que cuenta Ramón en sus canciones hablan sobre él porque “es lo que mejor sé contar”, dice. Confiesa que cuando intenta inspirarse en otras historias, acaba hablando igualmente de la suya. Le gusta ese estilo porque considera que “es muy fácil que a otra persona le haya pasado algo parecido y se sienta identificada”. Justo eso, lo de llegar a la gente y emocionarles, es lo que más disfruta. Lo mismo le pasa cuando es él quien escucha a otros y otras artistas, que le “llega mucho” porque “suele ser algo más íntimo”. Cuenta que le gustan cantautores como Jorge Drexler o “no tan cantautores” como Iván Ferreiro, sin embargo si algo le inspira de verdad es la poesía. Ellos no lo saben, pero poetas como Luis García Montero y Ángel González han ayudado alguna que otra vez a Ramón para escribir canciones.


 

"La sensación antes de subirme al escenario es

de nervios pero creo que es bueno"


 

Para Ramón Abellán la música es una herramienta de cambio social. Sabe que sus canciones pueden hacer reflexionar a quienes las escuchan y no tienen ningún miedo a decir lo que algunos no quieren escuchar. Al contrario, cree que “nuestro deber es no callarnos ante las injusticias”. Este joven cantautor disfruta compartiendo su música con la gente, sin perder la sensación de nervios cada vez que se sube a un escenario. Lleva tiempo haciendo conciertos y solo consigue tranquilizarse un poco cuando toca con su guitarra los primeros acordes. Pero le gusta esa sensación porque cree que si algún día deja de pasarle “a lo mejor querrá decir que me lo tengo que dejar”.

De momento no tienen ninguna intención de que eso sea así, así que sigue buscando su camino en la música; creando canciones; y disfrutando de esas mariposas que se le ponen en el estómago justo antes de empezar a cantar para su público.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe gratis en tu correo la revista del mes y las últimas novedades.

La información aportada es para uso exclusivo de la Revista La Galería. Pasará por la plataforma MailChimp, pero en ningún caso será de uso público. Tus datos irán a un archivo privado y solo se utilizarán para el envío de la información que nos solicites. Recuerda que si eres menor de 14 años no puedes enviarnos ningún dato sin consentimiento, tiene que ser tu adulto/a responsable quien se encargue de ello.

Deja un comentario

Menú de cierre