En rugby se aprende primero a pasar hacia atrás y placar y el resto de normas se adquieren muy poco a poco

 

El rugby es uno de los deportes con más reglas de juego, por eso los clubes que enseñan a niñas, niños y adolescentes a practicarlo lo hacen de una forma muy progresiva. Los primeros años los dedican a los aspectos básicos como los placajes y los pases y según suben de categoría se añaden normas nuevas y se perfeccionan las que ya han aprendido.

La coordinadora de la escuela del club de rugby XV Hortaleza, Paloma Gutierrez, explica que tanto el físico como la técnica “se aprenden muy poco a poco”. La parte física “porque hay que trabajar la psicomotricidad” y la que se refiere a las normas porque “sería imposible que lo aprendieran todo de golpe”. Ana, una de las jugadoras del club que actualmente está en la categoría Sub 14, recuerda que lo primero que le enseñaron fue “que se pasa para atrás”, algo que la gran mayoría reconocen que al principio les llamó la atención. Cuando esto está claro y saben también caer y placar sin hacerse daño, ni a ellos mismos ni al compañero, se empiezan a añadir las cosas más complicadas. En cada categoría se aprenden una o dos de las reglas principales con el objetivo de que cuando pasen a la siguiente, esas las tengan ya dominadas.

 

 


"Llevo 7 años entrenando y todavía me

quedan cosas por aprender"


 

Pablo está en categoría Sub 16 y dice que aunque lleva ya 7 años entrenando, “todavía me quedan cosas por aprender”. A esa edad es a la que el rugby es ya prácticamente igual que en los adultos, pero hasta ese momento han ido conociendo poco a poco normas como el ruck, la melé, o la touche. Los más mayores de este club madrileño se las saben, las practican y las explican. Dice Ainhoa, jugadora del equipo Sub 16, que un ruck es “una manera de sacar el balón rápido cuando tú llevas el balón y te placan” y explica que la melé se realiza “para disputar el balón cuando haces un avant”. Avant es otro de los términos que han aprendido en alguna de las categorías inferiores y se refiere, dice Ainhoa a “que se te caiga el balón hacia delante”. Una de las reglas que más se tarda en perfeccionar es la touche. Diego, uno de los capitanes del equipo Sub 18 señala que “eso es el saque de banda”, una jugada que requiere táctica y que, tal y como apunta Paloma “llama mucho la atención porque levantas a un jugador”. Quienes están a punto de pasar a categoría Senior, los Sub 18, “trabajan más en posiciones porque ya lo han ido aprendiendo todo”, dice el entrenador del equipo, Sergio Vicente.

Un deporte con tantas cosas que aprender obliga a quienes lo practican a estar siempre atentos y abiertos a nuevos conocimientos. Algo que, si llevas mucho tiempo jugando a rugby, acabas aplicando en tu vida diaria.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe gratis en tu correo la revista del mes y las últimas novedades.

La información aportada es para uso exclusivo de la Revista La Galería. Pasará por la plataforma MailChimp, pero en ningún caso será de uso público. Tus datos irán a un archivo privado y solo se utilizarán para el envío de la información que nos solicites. Recuerda que si eres menor de 14 años no puedes enviarnos ningún dato sin consentimiento, tiene que ser tu adulto/a responsable quien se encargue de ello.

Deja un comentario

Menú de cierre