El surf es apto para personas de cualquier edad pero se trata de una actividad cara a la que no todo el mundo puede acceder

 

Practicar surfing engancha y mucho. Tiene todos los componentes para pasar ratos estupendos y dejarte siempre con ganas de más. La relajación que aporta el estar en el mar, observando cómo se forman las olas; la adrenalina que se desprende al ponerse de pie sobre una tabla encima de una ola que va a toda velocidad; el ejercicio que se practica remando. Todo al mismo tiempo, ¿no suena fenomenal?

Este deporte, además, incita a viajar porque “las olas son diferentes en cada parte del mundo”, afirma Adriano Boving, monitor de surf en la Escola Catalana de Surf, en Castelldefels (Barcelona). Nicolás Bolletta es otro de los muchos aficionados que sabe buenas rutas de viajes para surferos. Dio muchas vueltas por el mundo hasta acabar en Sayulita (México) y ahora no se quiere ir porque asegura que “el surf es muy adictivo”. Así que practicar surf, además de convertirte en deportista te convierte en viajero. No se puede pedir más.

 

 

Como dice Ángela Vísser, alumna de la escuela de Castelldefels, “el surf no tiene edad, mientras tengas actitud y ganas de hacerlo”. Cada vez hay más gente que lo practica y muchos padres aficionados animan a sus hijos a probarlo, esto repercute en que, a día de hoy, son muchos los niños y niñas que también surfean. En muchas ocasiones se convierte incluso en una actividad familiar.

 


 

"Para los niños que tienen recursos es más fácil acceder a este mundo"


 

Todo parece idílico, pero a menudo la gente olvida que se necesita dinero para poder realizar todo esto. Nicolás, que trabaja como maestro de primaria en el pueblo mexicano en el que se instaló, ve grandes diferencias a la hora de surfear entre los niños con más recursos y los que tienen menos. “ Veo que es mucho más fácil acceder a este mundo para los niños que tienen recursos, que son los que tienen tablas nuevas y pueden competir”, asegura. Por ello, es necesario combatir también esta clase de desigualdad, para que de verdad, el surf sea para todos.

Aún así, el surf ha experimentado una importante evolución desde sus inicios y cada vez es más accesible. Queda demostrado que favorece las capacidades físicas y mentales además de combatir enfermedades como el estrés y la ansiedad. Es apto para todas las edades  y sus efectos son siempre positivos. Y tú, ¿te animas a probarlo?

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe gratis en tu correo la revista del mes y las últimas novedades.

La información aportada es para uso exclusivo de la Revista La Galería. Pasará por la plataforma MailChimp, pero en ningún caso será de uso público. Tus datos irán a un archivo privado y solo se utilizarán para el envío de la información que nos solicites. Recuerda que si eres menor de 14 años no puedes enviarnos ningún dato sin consentimiento, tiene que ser tu adulto/a responsable quien se encargue de ello.

Deja un comentario

Menú de cierre